Cuidado de la piel en invierno

Los mejores aliados para tu piel.

Se habla mucho de los cuidados que debemos procurar a la piel en los días de sol; sin embargo, también requiere de una atención especial en los meses de frío que, por lo general, no se toma en cuenta.

El frío, el viento, la humedad, los cambios bruscos de temperatura ambiental y la sequedad producida por las calefacciones, son los principales factores que en esta temporada afectan en forma negativa a la piel.
Sin los cuidados adecuados, estos factores provocan una considerable deshidratación y alteraciones cutáneas que, visualmente, se traducen en una piel seca, descamada y fisurada, que a largo plazo ocasiona un envejecimiento mayor de la misma.
Una buena hidratación, precisamente, es una de las armas con las que la piel puede defenderse mejor en la época de frío. Y para que la hidratación proporcione óptimos resultados, es importante la limpieza profunda y una exfoliación regular.

SALUDABLE FRENTE AL FRÍO: Existen algunos consejos generales que te ayudarán a cuidar tu piel en esta temporada, para que el frío no te tome por sorpresa:

  • Los antioxidantes son sustancias que previenen el envejecimiento, por lo que es recomendable que protejas tu piel con una crema hidratante que los contenga en buena cantidad y que también sea rica en nutrientes.
  • Cuando humectes tu piel, no te enfoques sólo en la cara. El resto de tu cuerpo, aunque en esta temporada apenas se asome, también requiere de la hidratación adecuada.
  • Aplica la crema humectante dos veces al día, para aliviar la sensación de estiramiento. Los codos y las rodillas merecen énfasis en la aplicación, ya que son zonas que se resecan con facilidad.
  • Además de la crema, puedes utilizar mascarillas hidronutrientes cuando tu cutis es seco. Aplícalas una o dos veces por semana. Si tienes cutis sensible, ten cuidado con los cambios bruscos de temperatura.
  • Los labios también son una zona sensible, por lo que debes protegerlos con un lápiz labial hidratante. Tampoco olvides las manos: diariamente aplícales crema hidratante y usa guantes si es prolongada la exposición al frío.
  • No pienses que en los días nublados el sol no te hará ningún daño. A lo largo de todo el año, lo ideal es que la crema hidratante que utilices lleve protección solar incorporada.
  • Consume alimentos ricos en vitamina A, ya que esta sustancia defiende a la piel del frío y evita la resequedad del cutis y las grietas en los labios. ¿Dónde encuentras este nutriente? En la leche, la mantequilla, los quesos, el hígado y la yema de huevo.
  • No apetece tanto como en verano, pero es muy importante que no descuides el consumo de agua. Puedes beber dos vasos antes de cada comida y otros dos antes de ir a dormir.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Scroll Up