Cesta de la compra durante el confinamiento y endorfinas

Desde que comenzó el confinamiento se han disparado las compras de productos básicos. Según el estudio semanal de Nielsen en el que se recogen los datos del gran consumo en España online. La segunda semana del confinamiento las ventas de repostería en casa se disparan hasta un 57%. Los chocolates, dulces y snacks crecen un 20%,  los productos de merienda y desayuno aumentan un 21% y la cerveza o el vino (+ 50%). La explicación es clara, cuando hay un estado de estrés mantenido el cerebro nos pide un premio como puede ser el dulce, la cerveza o los snaks ya que estos productos inducen un aumento de las endorfinas en nuestro organismo. Por otra parte son pequeños premios que asociamos con momentos felices pongo por ejemplo la cerveza , que a casi todos nos evoca la paella, las reuniones con amigos y el veranito. No se come brócoli cuando uno tiene estrés, el cuerpo nos pide grasas y azucares.

¿Que son las endorfinas?

Las endorfinas son un grupo de hormonas que funcionan como neurotransmisores  y son segregadas por el cerebro y el sistema nervioso central. Se les denomina las hormonas de la felicidad ya que son liberadas al torrente sanguíneo cuando realizamos alguna actividad que estimula nuestros sentidos.  Generan sensación de placer, euforia y bienestar, incluso actúan reduciendo las sensaciones dolorosas a nivel físico y emocional. Por ejemplo, la serotonina es conocida como hormona de la tranquilidad,  la dopamina forma parte de los mecanismos de recompensa cerebral y la noradrenalina nos ayuda a permanecer atentos.

Estas hormonas son muy importantes para mantener un buen estado salud por lo que un bajo nivel de ellas puede mantenernos mas ansiosos o depresivos o con más dificultad para superar situaciones aversivas y traumas.

También influyen en la modulación del apetito, en la liberación de hormonas sexuales y en el fortalecimiento del sistema inmunitario. Cuando sentimos placer estas sustancias químicas se multiplican, por algo son llamadas “la droga de la felicidad”.

¿Que nos induce a comer de forma compulsiva?

Diversos estudios indican que los alimentos muy sabrosos podrían inducir procesos adictivos. Los hidratos de carbono refinados producen en el cerebro un aumento de la serotonina, dopamina, endorfinas y opioides, lo que da lugar a efectos placenteros y sedantes. Unos niveles bajos de serotonina impulsan a comer de forma rápida productos como el chocolate, galletas, dulces, cereales, snacks, zumos y bebidas dulce. Por si fuera poco, un estado de ansiedad o de estrés favorece la adicción a la comida muy sabrosa, como la que tiene un alto contenido en grasa que hace estos productos mas sabrosos y palatables.

Cuando tomamos por primera vez estos alimentos refinados tan sabrosos, nuestro cerebro libera gran cantidad de dopamina, en funcion de la cantidad de placer que nos haya producido al tomarlos. Este suceso queda guardado en nuestra memoria y cada vez que la vista u olfato detectan ese alimento, la descarga de dopamina se produce por anticipado lo que nos empuja a comerlo.

En nuestra sociedad no lo tenemos fácil ya que recibimos a todas horas estímulos mediante los anuncios, supermercados o bares asociados a estos alimentos que nos incitan a comprarlos.

El cerebro al ver ese ver trozo de chocolate o esa bolsa de patatas fritas anticipa este placer y comienzas a sentirte feliz solo pensando en lo que te vas a comer.

Los estudios de neuroimangen muestran como en las personas que toman constantemente estos productos procesados se activan las mismas áreas cerebrales al visualizarlos como sucede en los adictos a cualquier droga.

Algunas actividades y situaciones favorecen la producción de estas hormonas de la felicidad. Algunas de ellas:

  • Ejercicio físico ya que el esfuerzo físico nos genera una sensación de logro.
  • Las relaciones sexuales satisfactorias generan endorfinas tras el orgasmo.
  • Reírse o bromear nos ayuda mejorar nuestro estado de ánimo.
  • Sueño reparador: Durante el descanso se sintetizan endorfinas.
  • Enamorarse: debido a que las sensaciones de felicidad y satisfacción que sentimos las endorfinas son sintetizadas a nivel bioquímico.
  • Cantar, bailar, patinar o tocar la guitarra, cualquier cosa que te guste hace que segreguemos endorfinas.

La ingesta de algunos alimentos favorece la síntesis de estas hormonas manteniendo los niveles en un rango aceptable, por ejemplo:

  • La serotonina cerebral se sintetiza a partir del triptófano contenido en los alimentos: chocolate negro, queso, carne, legumbres, pescado azul , huevos, soja, lácteos, nueces, semillas de sésamo y de calabaza, cereales integrales, plátanos, ácidos grasos omega 3.
  • La dopamina cerebral : lácteos, huevos, almendras, aguacates, semillas de sésamo y lino, embutidos, carnes, legumbres, habas o habichuelas, plátano, tomates o judías verdes. Además, nuestro organismo también es capaz de elaborar dopamina a partir de tirosina, que está presente en la carne, el pescado o los huevos.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Scroll Up