Buenas y malas noticias para abandonar el aislamiento.

El día 2 de Mayo, al igual que en 1808, se presenta ante nosotros como un nuevo día de la independencia. Después de más de 40 días de confinamiento, de hacer sentadillas cara a la tele, o emular a entusiastas monitores de crossfit en you tube, babeando  de envidia ante nuestro vecino que dispone de una cinta de correr, la posibilidad de salir a correr al aire libre  suena como música celestial a nuestros oídos.

El wasap del grupo de corredores echa chispas programando la próxima quedada y la emoción de la próxima libertad nos embarga.

Pero…No todo son buenas noticias, según estudios realizados en la Universidad Católica de Leuven y la Politécnica de Eindhoven la carrera en grupo va a tener que esperar. 

Según estos estudios la distancia social segura de 1,5 a 2 m aumenta considerablemente cuando caminamos, alcanzando los 5 metros de distancia y  se duplica hasta 10 metros cuando lo que hacemos es correr.

De modo que por el momento nos tenemos que conformar con carreras solitarias con el Spotify del móvil como única compañía. 

De cualquier modo, si volvemos la vista atrás hasta hace pocos días, la posibilidad de sentir el aire fresco en nuestro rostro, aun a través de una mascarilla, nos debe hacer ver el vaso medio lleno.

¡Animo, que ya queda menos!

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Scroll Up