BENEFICIOS Y PROPIEDADES DE LA ALCACHOFA.

Una de las verduras que más me gustan en todas sus formas y cocciones es la alcachofa. Hay ocasiones en que se hace un poco cuesta arriba prepararlas en casa porque limpiarlas se percibe como una tarea pesada pero tanto su beneficios como su versatilidad a la hora cocinarlas bien merece el esfuerzo.

Las alcachofas se pueden consumir crudas, en ensalada, aliñadas con unas gotas de aceite y un poco de sal y de pimienta. Al horno con jamón o anchoas en salazón, cubiertas con besamel y gratinadas. Fritas, cortadas en mitades, hervidas y cocidas con otras verduras. Aquí te dejo una receta de alcachofas con queso parmesano.

Su temporada de recolección y mejor época de consumo se produce de noviembre a marzo. Su temporada temprana es en septiembre y la tardía en mayo y junio.

Aporta muchos minerales y vitaminas como el potasio, el sodio, calcio y vitamina A que nos ayudará a frenar el envejecimiento de nuestras células y la piel.

Es muy rica en fibra, por lo que es beneficiosa contra el estreñimiento y las diarreas, alivia la acidez del estómago, y aporta saciedad. Contiene fitoesteroles, que contribuyen a controlar los niveles de colesterol y triglicéridos en sangre y cuenta con flavonoides que actúan como una defensa contra las enfermedades cardíacas y favorecen la acción antioxidante. Sus propiedades digestivas la hacen ideal para tratar enfermedades como el ácido úrico, el reuma y los problemas de cálculos en la vesícula biliar.

Otra de las propiedades importantes es la diuresis, esto quiere decir que ayuda a eliminar la retención de líquidos y toxinas. Su bajo aporte calórico, solo 44 kcal por 100gr hace de este alimento una buena opción para incluir en las dietas para mantener el peso ideal

¿Cómo conservar alcachofas?

Para hacerlo tienes dos opciones: meterlas en una bolsa de plástico cerrada o sumergir su tallo en agua como si fuera un ramo de flores.

¿Cómo congelar alcachofas?

Puedes congelar las alcachofas después de cocinarlas (no antes). Después de cortarlas, frótalas con limón para evitar que se pongan negras.

¿Cómo pelar alcachofas?

lo primero que hay que hacer es pelar la parte de las hojas dejando el corazón. Con ayuda de un pelador, hay que pelar la parte verde del tallo..

¿Cómo cocer alcachofas?

Evitar la sobrecocción afecta a su sabor y a su textura. Se puede añadir un poco de zumo de limón al agua de cocción para que queden tiernas

¿Cómo cocinar alcachofas frescas?

Para que las alcachofas no se pongan negras, introdúcelas en agua fría con un manojo de perejil antes de cocinarlas.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Scroll Up